I DUELO DE TRASERAS VILLA DE NAVIA

La I Edición del Duelo de Traseras Villa de Navia se hizo realidad, y con los nervios propios de un debut, se convirtió en un gran espectáculo deportivo al cual contribuyeron muchos factores, sobre todo cómo se volcaron todos los pilotos participantes. Incluido en el programa de las fiestas patronales y con el apoyo del Ayuntamiento de Navia, la Escudería Del Valle Naviego ponía en marcha la primera edición del “Duelo de Traseras Villa de Navia”, que se disputó por las calles del centro urbano el pasado domingo 19 de agosto.

Bajo un sol de justicia, el circuito ideado por la organización se preparaba para la tandas de la mañana, que iban a decidir los enfrentamientos de la tarde, todo ello ubicado en la zona anexa al Muelle de Navia y discurriendo en paralelo a la vía del tren. Los ocho invitados por la organización eran Roberto Ferrero que traía su 325 E36, el gallego Pedro Villar, que salía con la misma motorización pero en carrocería E30 y con la misma montura, Santiago Fernández “Yucas”. Otro BMW, el de Roberto Lorenzo, antiguo copiloto de Jesús Ferreiro, ponía la nota exótica al montar motor de M3 en carrocería de Compact. Alberto Fernández “Canilla”, salía con su M3 E30 Evolución, a la vez que Marcos García ponía en pista su Sierra Cosworth de máxima preparación. Como clásicos, se daban cita el Opel Ascona 400 del también gallego Javier García y su paisano Ricardo Seco, que se traía un impecable Escort MKI con motor Pinto. Haciendo labores de apertura Alberto Mateos salía con su Sierra Cosworth y Luis Pedro Jurado a bordo de su kartcross Semog.

Con unas mangas a tres vueltas para hacerse al circuito e ir rompiendo el hielo, comenzaba el espectáculo algo pasado el mediodía, saliendo a la pista como número 1 Ferrero, al que seguían por orden ascendente Seco, Villar, Javi, “Yucas”, Lorenzo, “Canilla” y Marcos, siendo Pedro Villar el más rápido, seguido a 4” por “Yucas” y Roberto Ferrero. Ricardo Seco se quedaba ya a 7”, mientras “Canilla” llegaba a 10 tras hacer un trompo en la zona del puerto, Marcos lo hacía a 13 por el mismo motivo y a 15” llegaba Lorenzo, al tener que maniobrar con un coche que fallaba y subviraba demasiado en las zonas lentas. Muy descolgado, a 38” llegaba Javi García, que en la entrada en el puerto hacía un trompo en el que impactaba contra una valla y marcaba la culera impoluta de su Ascona.

La duración de esta tanda, obligaba a la organización a reestructurar horarios, pactando con los pilotos el realizar la clasificación de cara a la tarde a una sola vuelta. Así, Javi, se sacaba la espina de la primera tanda y marcaba el mejor tiempo con un 45”34, dejando a Ferrero a seis décimas y Villar a menos de 1”. “Canilla” era cuarto a 2.5”, mientras “Yucas” y Lorenzo eran quinto y sexto a seis décimas entre ellos. Marcos se quedaba a 4” siendo séptimo y cerraba la clasificación Seco, que con este resultado debía enfrentarse al Ascona, como lo haría Ferrero a Marcos como segundo y séptimo, Villar a Lorenzo como tercero y sexto y “Canilla” a “Yucas”, como cuarto y quinto. Lo ajustado de los horarios, hacía retrasar media hora las eliminatorias, con el speaker de lujo, Marcelo Carbone, comenzando a dar ambiente a la primera manga de cuartos de final, que enfrentaba a los dos clásicos en manos de Javi y Seco. Saliendo por dentro el del Opel marcaba 1:31.69, metiendo 6” a Seco que creía tener que hacer sólo una vuelta. En el cambio de salidas, era Seco el más rápido, beneficiado por un semitrompo de García entre columnas, decidiendo la última manga el paso a la siguiente ronda. Javi volvía a salir por dentro y bajaba 3” su tiempo, mientras Seco lo empeoraba con un trompo, pasando a semifinales el piloto de Arzúa. Ferrero se llevaba la primera manga del siguiente duelo de cuartos, marcando 1:29.69 por dentro, dejando a Marcos García a 3”. La segunda manga le tocaba al de Trevías, marcando 1:30.40, esta vez por dentro, comenzando a notarse cierta ventaja en el piloto que salía por dentro. Ferrero apretaba más en la última, marcando 1:28.45, lo que le daba el paso a la semifinal. Dos gallegos en BMW, Villar y Lorenzo, eran los siguientes protagonistas, ganando fácil Villar la primar con 1:30.44 ante un fallón Compact, que seguía yéndose del morro. La segunda manga, con Villar por fuera, volvía a ser para el de Barreiros, que se aprovechaba de nuevo de los problemas de Lorenzo, a pesar de que el Compact, en el primero de los giros iba por primera vez “redondo”. “Canilla” se colocaba por dentro ante “Yucas” en la última tanda de cuartos, ganando al nuestro por 3”, devolviéndole la moneda éste en el cambio de salida, dejando a “Canilla” a 2”. En el desempate se cumplía la estadística y el ganador era el M3, clavando el tiempo de “Yucas” en la manga anterior y siendo el último de los semifinalistas.

Tras otro paso de “los ceros”, comenzaba la primera semifinal que enfrentaba a Javi García, por dentro, con Pedro Villar. El Ascona daba al primer golpe marcando 1:27.87 ante el 1:31.44 de su oponente, empatando la tanda en la siguiente Villar, con 1:28.75, unos 8” más rápido que Javi, que había hecho otro semitrompo. Llegaba el desempate y la tónica del día daba ventaja al Opel desde la salida, pasando a la final, mientras el 325 se quedaba a algo más de 2”. La segunda semifinal comenzaba con un fuerte abrazo en la salida entre dos grandes amigos como Ferrero y “Canilla”, que tras volver a sus coches comenzaban la primera manga con mejor tiempo para Ferrero, por dentro, que ganaba a un entregado “Canilla”, que en una confusión había pensado haber dado ya dos vueltas en vez de una. La segunda iba a manos del piloto del E30, que en esta ocasión endosaba 6” a Ferrero, que en un acto de caballerosidad, realizaba un “cero” para compensar el error de su amigo e ir a una manga de desempate. La tercera se decidía pronto, ya que, tras el primer paso por meta, “Canilla” sufría un problema en el freno de mano que le hacía terminar a velocidad de crucero y ser duda para el tercer y cuarto puesto. Las vueltas del 00 y 0, permitían a la asistencia de “Canilla” reparar el freno de mano de cara a la decisión del último cajón del podio.

El duelo enfrentaba a Villar, por dentro, al del M3, consiguiendo el primero, la Victoria por 1” exacto. En la segunda, era “Canilla” el que ganaba con 1:28.22, lo que dejaba todo para decidirse en la tercera. En ella, Villar comenzaba mandando y sentenciaba cuando tras entrar en el muelle, el BMW negro hacía un trompo acompañado por un par de “ceros”, que daban el tercer puesto matemáticamente a Pedro Villar, ante un ambiente cada vez más desatado entre el público. Y llegaba la final. Ferrero no las tenía todas consigo saliendo por fuera y más, con el duro rival que tenía delante. Así, salían ambos a por todas, dejando un poco de lado el espectáculo para centrarse en el crono. Pero el guión estaba para cambiarlo, pues Ferrero había salido a muerte y en el primer paso por meta, adelantaba el morro al del Ascona, lo que indicaba que el tiempo podía ser muy parejo a pesar de la diferencia de circuito. La emoción estaba servida. Javi negociaba la farola, mientras Ferrero había doblado hacia meta, tracción y pilotaje estaban a prueba. Últimos metros de infarto y el 325 cruzaba la meta ganando por una cabeza o, lo que es lo mismo, casi 7 décimas de ventaja, lo que rompía todo pronóstico y ponía la Victoria en bandeja al de la Pola, que en la segunda salía por dentro. Semáforo en verde y los dos gladiadores salían al circo a escribir la todavía corta historia de este Duelo de traseras, en el que ya en la primera vuelta Ferrero tomaba ventaja y a mitad de la segunda “cazaba” a Javi García, que sufría problemas en el cambio de su Ascona, que le obligaban a terminar, dejándose llevar.

Con este suceso, Roberto Ferrero se convertía en el primer ganador del Duelo de Traseras Villa de Navia, demostrando ser el más rápido de sus contrincantes, a la vez que uno de los más espectaculares. Tras varios trompos de celebración, llegaba a la zona de salida y, quitándose casco y guantes, levantaba los brazos para sentir el calor de un público entregado, que le ovacionó durante varios minutos, prolongando el aplauso hasta la llegada de Javi García, que también fue premiado por su entrega y espectacularidad. Por no faltar, no faltó ni la “invasión de campo” que dio más colorido a una entrega de trofeos realizada por el Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Navia, Jose Luis Pérez Parrondo y ubicada al lado de la farola que se erigió como protagonista sin duda, de este primer Duelo de Traseras. Recibiendo un recuerdo artesanal todos los participantes, ampliado en tamaño para los tres primeros, Roberto Ferrero, Javi García y Pedro Villar, se mostraron encantados de participar y conformar el primer podio de lo que quizá algún día se convierta en una clásica del automovilismo asturiano.

Timber by EMSIEN-3 LTD