V DUELO DE TRASERAS VILLA DE NAVIA

Una edición con muchas novedades y muchísimo público, que vio debutar en España el Lada VFTS en las manos del líder del Campeonato Nacional de Hungría de Rallyes Károly Vizelli, y el nacimiento del I Exporacing Villa de Navia.

Por quinto año consecutivo, el sol presidía honorablemente uno de los eventos del motor que más auge está adquiriendo en los últimos tiempos. El 4 de septiembre era la fecha elegida para que los 8 pilotos invitados por la organización midieran sus fuerzas, en el habitual circuito urbano de la Dársena.

Tras el montaje, a eso de las 11:30h, todo estaba preparado para el espectáculo, al que no quisieron fallar los casi 4000 espectadores que plagaron todas las zonas de público del circuito.

Saliendo el coche de Seguridad de Autos Navia a reconocer el trazado, a continuación saltaba a pista el 00, que este año correspondía al gallego Rubén Cabeza, que venía a agradar con su Mercedes 190. Tras tres vueltas de presentación volvía a boxes para dejar el turno al resto que realizarían las mismas vueltas como toma de contacto y la primera de las cronometradas, antes de volver a boxes.

Otro gallego, Javi García, hacía labores de coche 0, siendo un honor que el piloto de Arzúa escogiese el Duelo como escenario para los primeros kilómetros de su nueva montura, el Opel Ascona 400 en el que venía trabajando durante los últimos tres años. 

Con la apertura realizada, llegaba el momento de recibir al número 1, que no era otro que Santiago "Yucas" que nunca se ha perdido un Duelo y que estaba con ganas, lo que demostró marcando un buen 1:38.196. Turno para el dorsal 2, el gallego Pablo Pazó con su Escort MK1, que iba tomando contacto poco a poco con el circuito y al que un par de errores le hacían marcar 1:44.077 con la intención de mejorar en la segunda crono. El otro de los pilotos que siempre ha participado en el Duelo era Alberto "Canilla", que estaba muy motivado tras su segundo puesto en 2015, y en la cronometrada se hacía momentáneamente con el mejor tiempo con 1:34.689. Defendiendo el título, con el dorsal 4, salía Pablo López, de nuevo con el MK2, que marcaba un fuerte ritmo desde el inicio y, a pesar de un recto en la zona de meta, marcaba 1:35.076, ahora mismo segundo tras "Canilla".

Todo un especialista en slalom, Juanma López Cagigal salía con el dorsal 5 a bordo del Kadett City, con el que, muy fino aunque falto de caballos, registraba 1:38.514 muy cerca del crono de "Yucas", cuarto momentáneamente. Con ganas de desquitarse de su abandono en 2015, Jairo Suárez salía a pista siendo espectacular desde el primer metro, pero sus ruedas de calle no le permitían ser mejor que sexto, como peor tiempo hasta el momento. Tocaba el turno al número 7, sin duda uno de los reclamos de esta edición, y que no era otro que Javier Ramos "Grille" que trataba de domar los caballos del Sierra por las calles de Navia, haciendo milagros para firmar un 1:39.582 que muy pocos podrían alcanzar a lomos de un coche tan difícil de llevar en las zonas lentas. La guinda al pastel se la ponía el equipo húngaro Korda Racing, que se desplazaba desde 2800km al Este para estar en Navia y agradar a los naviegos. Pero poco duraba la alegría, ya que en la primera vuelta cronometrada Károly Vizelli tenía problemas en su Lada VFTS, que recordemos, debutaba en España participando en el Duelo y tenía que  ser empujado hasta la asistencia. De este modo, el virtual líder era Alberto Canilla, seguido de cerca por Pablo López y " Yucas".

Con la salida de los coches de apertura se cambiaba al exterior para tomar la segunda tanda de tiempos. Arrancaba "Yucas" con un ritmo similar a la tanda anterior, empeorando 8 décimas, lo que le obligaba a coger el anterior registro. Pablo Pazó afinaba en esta segunda, mejorando en 3", aunque todavía estaba en 1:41.412. Casi 4 décimas mejoraba "Canilla" defendiendo su anterior mejor crono, registrando 1:34.335. Pero llegaba el turno de Pablo López que, tras el error de la primera, se tiraba a por todas y marcaba el record con 1:30.024, dejando más que claro que, si no había nada raro, estaría en la final. El Kadett de Cagigal, a la chita callando, marcaba 1:37.058, mejorando en 1,5" su anterior registro y siendo virtual tercer clasificado. De nuevo con ruedas de calle atrás, Jairo empeoraba en 1" lo que le hacía coger el crono anterior, al igual que Grille, que en un semitrompo empeoraba en 3" su primer registro.

Llegaba uno de los momentos del día pues Károly Vizelli y su equipo, mientras sus rivales tomaban los tiempos y los aficionados los daban por retirados, se ponían manos a la obra para sustituir el cambio, haciendo la maniobra en un tiempo record de 17' y levantando la ovación de los presentes en la asistencia y a continuación de los aficionados apostados en el circuito. Notaba el húngaro su falta de rodaje y con un par de errores marcaba 1:53.736, lo que representaba el último puesto y el enfrentarse a Campeón, Pablo López, en "cuartos".

Tras un par de horas de descanso para comer, en torno a las 15:30h se ponía en marcha de nuevo, con la salida a pista del coche de Seguridad de Autos Navia y posteriormente del 00 y 0, prolegómeno de la salida de todos los participantes que apuraban sus ruedas viejas aprovechando el conocido Warm up para deleitar a los aficionados. 

Una vez terminado, comenzaban los Duelos con el primero de la mañana, Pablo López contra el último, Vizelli. La primera de las mangas se decidía con un error del húngaro que le hacía perder tiempo, aprovechado por López para anotarse el primer punto. En la segunda, el del Lada no llevaba ritmo de Victoria, decidiendo dar espectáculo, siendo cazado por Pablín, lo que significaba el paso del gijonés a semifinales. Turno para el Duelo entre el cuarto, "Yucas" y el quinto, "Grille" en el que la agilidad del BMW se imponía a la potencia del Sierra en dos mangas, a pesar de que el gallego se empleaba a fondo. El Duelo entre Cagigal y Pazó, tercero y sexto, se resolvía en la primera manga gracias a las fotocelulas ya que al 1:37.718 del cántabro respondía el 1:37.718 del gallego, que tenía que apretar un poco más para buscar el empate. Pero en la segunda, un trompo le retrasaba demasiado, lo que unido al 1:36.140 del Kadett, le dejaba eliminado. Último choque de cuartos entre "Canilla" y Jairo que resolvían en la primera de nuevo gracias a las fotocelulas tras el 1:34.280 del E30 frenteal 1:34.540 del E36. Tratando de asegurar, "Canilla" firmaba un 1:33.410 al que no podía responder el de Barcia, saliendo de este modo el cuarto semifinalista. 

Como novedad este año, los eliminados  podían dar unas vueltas a modo de despedida, lo que aprovechaban sin dudar todos, excepto Grille que tenía problemas mecánicos. 

El desigual choque en la primera de las semifinales, entre Pablo López y Cagigal, se saldaba con Victoria del primero en dos mangas, volviendo de nuevo a la final mientras el de Opel se iba a la repesca. La otra semifinal era de infarto pues la primera de las mangas se la llevaba "Canilla" con ligera ventaja frente a "Yucas", pero el naviego se la devolvía en la segunda, yéndose al desempate para saber el nombre del segundo finalista. Al ataque, ambos lo daban todo, sin derrapar, afinando al máximo, sin querer ni mirarse... primer paso por meta con ligero margen para "Yucas" aunque su rival no había dicho su última palabra. Parte final muy igualada y ligera ventaja al encarar meta que hacía de "Yucas" el segundo finalista, tras haberlo sido en 2013. 

La salida del Volkswagen Tuareg de Autos Navia, y luego del Mercedes y el Ascona, anunciaba que el tercer y cuarto puesto estaba a punto de decidirse. Cagigal confiando en su destreza, "Canilla" en su potencial, arrancaban con ligera ventaja para el BMW en el primer paso por meta, que aumentaba ligeramente para anotarse el primer punto al término de la manga. En la segunda sucedía algo similar, Juanma tan fino como siempre, pero sin poder ganar por la falta de potencia del Kadett, volviendo "Canilla" al podio por segundo año consecutivo. 

Tras sortear la habitación en el Hotel Spa Blanco, llegaba el momento de la gran final. "Yucas" sabía que no era fácil, Pablo que no podía dormirse... Arrancaba la final con dos grandes peleando cara a cara. Su primer paso por meta era para Pablo, que tenía gana de amarrar la Victoria cuanto antes y lo conseguía anotándose el primero de los puntos. Pero como humano que es, cometía un error en la farola, que "Yucas" no desaprovechaba y se anotaba el empate. Por primera vez en la historia del Duelo, la final se decidía con un desempate. Los dos salían a tope y luchaban de tu a tu, con ventaja para López en los puntos de referencia, refrendada en su paso por meta, con "Yucas" al ataque, llevándose un cono con el morro inclusive, para llegar tras el MKII que, merecidamente, se llevaba su tercera Victoria consecutiva, dejando claro que son los máximos dominadores del circuito naviego.

 Tras un breve festival de trompos, Pablo se subía al coche como es costumbre y como siempre, con la farola como testigo, se entregaban los trofeos de mano de la Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Navia, Mirta Pérez, llevándose todos un recuerdo por haber participado, siendo el más ovacionado Károly Vizelli, reconociendo los aficionados el esfuerzo realizado para estar en Navia, en el Duelo de Traseras".

Timber by EMSIEN-3 LTD